4 may. 2007

HENRY DAVID THOREAU pensamiento genial y salvaje.

Henry David Thoreau (1817-1862). Ensayista, topógrafo, disidente nato y maestro de la prosa, su auténtico empleo fue, según él se ocupó de recordar, "inspectos de ventiscas y diluvios". Su nombre ya llegado hasta nuestros días ligado a dos libros capitales para el pensamiento individualista y antiautoritario: Ensayo sobre la desobediencia civil (1849) y Walden, o la vida en los Bosques (1854). Caminar (Walking) fue, sin embargo, en vida de Thoreau, su obra más popular. Concebida como conferencia, y leída en numerosas ocasiones, sólo se llegó a publicar póstumamente. ES, sobre todo, una exposición de la filosofía del deambular, pero también la defensa de un "pensamiento salvaje", que arroje sobre nuestra conciencia una luz más parecida a la de un relámpago que a la de una vela. Su ironía y el rumbo vagabundo que por momentos toman sus reflexiones son un respiro. El nos recuerda "EL ABURRIMIENTO NO ES SINO OTRO NOMBRE DE LA DOMESTICACÓN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario