29 may. 2007

sobre la mente y el cuerpo.

Alguien dijo alguna vez, que el alma habitaba en el cuerpo. Descubrimientos posteriores desecharon tal tesis cartesiana. Se olvidaron del motor del alma, el cerebro. Se sabe que el estuche del cuerpo siempre guarda una última intensidad. Si se apaga el cerebro se apaga el alma. Se apaga el corazon se apaga todo.
Somos= cuerpo estuche del cerebro + cerebro estuche del alma.
Gracias a los avances de la neurociencia, por cierto un campo apasionante, descubrimos que el alma está en el cerebro. Y que por tanto no habita en el cuerpo sino dentro de un compartimento del cuerpo. Si el cerebro se encuentra dañado, por más que estimulemos al cuerpo , no dejaremos de acabar con el daño. Claro que hay muchas actividades corporales que aplacan la angustia y relajan. Pero son estados momentaneos. ¿Que pasa con la zona dañada? que no hemos solucinado en parte todo el problema. Hay que buscar el punto de conflicto, y generar las estrategias mentales para frenar los impulsos negativos. Ya sea con terapias y con ayudas de las drogas curativas, esto es las medicinas. terapia para controlar ideas negaivas y drogas para equilibrar la quimica cerebral dañada, que hace que tengamos las ideas negativas. Bueno sobra decir que nuestro cerebro segraga sus propias drogas.
Nuestro corporalidad claro está denota un lenguaje, lo que llamamos corrientemente lenguaje corporal. El cuerpo describe en sus elipses de movimiento más de lo que la gente cree. Por eso es tan importante y decisica la comunicación cuerpo con cuerpo. Sabemos lo que pasa de verdad con solo visualizar el cuerpo. Da igual que nos cuenten una batalla, a no ser que controles mucho tu cuerpo. De ahí que los actores hagan creibles las historias a traves del control de los movimientos del cuerpo.
Por tanto que cuidemos el cuerpo ( que es muy bueno) no significa que cuidemos el alma. tambien muy necesario de veras cuidar el alma. Jejeje y como lograr el perfecto equilibrio. Ah sin duda es dificil contestar a tal cuestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario