7 abr. 2008

La historia verdadera de Pavel

los poemas de los chicos del gueto de Terezín que una artista salvó. Son las voces, los gritos y los sueños de los chicos antes de ser tragados por la ingeniería genocida de los nazis.
La Mariposa
La última, precisamente la última.
de un amarillo tan brillante.
Quizás si las lágrimas del sol
tocarán la piedra blanca...
Tan amarilla
volaba, se movía ligeramente hacia lo alto
se fue, seguramente quería dar al mundo
un beso de despedida.
Hace siete semanas que vivo aquí
encerrado en este ghetto
pero he encontrado a mi gente aquí
me llaman las florecillas
Y la blanca rama del castaño del patio.
No he visto mariposas.
aquella fue la última.
Las mariposas ni viven aquí,
en el ghetto.

Pavel Friedmann nacio el 7 de Enero de 1921, fue deportado al ghetto de Terezín el 28 de abril de 1942 , despues como otros tantos de miles de niños judios, fue deportado de Terezín a Aushwitz el 29 de septiembre de 1944.
"Terezín fue una paradoja, una mentira y un acto gigantesco de resistencia por el arte a la vez. Las condiciones de vida eran las mismas que las de cualquier otro campo: el trabajo extenuante, el frío, el hambre, la enfermedad y la muerte. Allí los nazis confinaron a muchos intelectuales y artistas. Además, lo usaron como mascarada: llegaron a filmar una película de propaganda, Theresienstadt: un documental sobre un asentamiento judío e invitaron a la Comisión de la Cruz Roja Internacional. Allí se pusieron en escena obras de teatro y funciones de cabaret, se tocaba jazz y música clásica, Víctor Ullmann escribió su famosa ópera El emperador de Atlantis. Y se preocuparon por los niños, que recibían clases clandestinas a diario, de maestros-héroes. Frida Dicker-Brandeis, por ejemplo, una plástica de la escuela Bauhaus, organizó talleres de arte y sus métodos son la base de lo que hoy es la terapia por el arte. Antes de ser deportada, logró esconder dos valijas bajo un camastro con los dibujos y los textos de sus alumnos, estos poemas. Que se entienda: iba a ser asesinada, la estaban por subir al tren que iba "al este" (Auschwitz, la muerte) y se tomó el tiempo para intentar que las voces de sus chicos llegaran a la posteridad, a nosotros" 1
tal vez nos suene lejano, tal vez jamas deberemos no olvidar lo que sucedio, recordar como ante el horror puede haber una salida a base de creatividad e imaginación. la piel se eriza cuando se leen los poemas del libro :
"los poemas de los chicos del gueto de Terezín que una artista salvó. Son las voces, los gritos y los sueños de los chicos antes de ser tragados por la ingeniería genocida de los nazis."1
"NO HE VISTO MARIPOSAS POR AQUÍ",
editado por Hana Volavková del Museo Judío de Praga en 1959, preparado para la publicación por Anita Franková y el español Migdalia Plicková.
1 los textos en cursiva están transcritos del periodico argentino digital Clarín, que informa de una muestra para homenajear a los chicos del Holocausto organizada por la fotografa argentina Rosa Revsin.

Gracias Bmunin por ser tan especial y ademas ser una de mis mejores amigas te decido este post con todo mi cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario