8 nov. 2008

lo que esconde la mano tras un lapiz

ilustración Jimmy Liao
Posdata
Sí hace muchos años no hubiera caído enfermo
y atravesado una etapa negra de mi vida
¿en qué me diferenciaría de como soy ahora?
De no haber creado estos dibujos a modo de recordatorio,
¿me acordaría aún de esos días que, por otra parte, preferiría olvidar?
Viendo estas obras, vuelvo a recordar los altibajos del abatimiento
y desesperación de mi vida. Cada día, al contarlas a los demás mis relatos,
manifiestan mi estado de ánimo, transmitiendo emociones que me veía incapaz
de expresarlas con palabras.
Hoy el miedo se ha evaporado, se desvaneció la tristeza,
pero al haber tocado fondo en la vida me ha dejado sólo una vaga melancolía,
una hermosa soledad.
JIMMY TAPEI, INVIERNO 2003
Transcribo estas palabras por una identificación muy familiar. Hace muchisismo tiempo tuve la gran perdida de un ser querido muy cercano, en circunstancias demasiados tragicas. que causaron una desequilibrante sentimiento de impotencia. una incisión en cada particula física del corazón. que abrio una brecha de desamparo en el alma. un insondable pozo de dolor insconsciente. yo intuía que aquello era terrible, aquello que atormetaba a mi tio. aunque no supiera el nombre de su padecimiento enfermedad. solo se que un dia Papa fue muy valiente y que nos protegio con mucho coraje a pesar de ver el miedo reflejado en sus pupilas, advirtiendonos del peligro de la situación. ahora recapitulando todos hizimos lo imposible por ayudarlo, que sufrimos por verle sufrir que padecimos el dolor de no poder llegar a él. Pero hoy llega el tiempo de volverlo a reincorporar en la familia. de integrarlo en el corazón. el amor es más fuerte que la incomprensión, descansa en paz en el centro del cariño de todos los que te quisimos.

7 comentarios:

  1. Mucho tiempo sin pasarme por aquí. Animo, el dolor es necesario para aprender que lo podemos superar, y pensar así no desprecia el recuerdo de nadie.

    ResponderEliminar
  2. oh my god!Oaby, parece que me habla un cura. el dolor es una terrible marca que nos recuerda lo que perdimos. lo unico que ganamos es tiempo para curarnos. y si es que alguna vez lo conseguimos.tan solo queria integrar de nuevo en mi memoria un lugar de paz tras la tragedia saludos

    ResponderEliminar
  3. No me llames iluso porque tenga una ilusión. Las tiritas no borran las cicatrices, pero sí dejas de sangrar. No al mistol antibacterias! Sufrir es una oportunidad para dejar de sufrir.

    ResponderEliminar
  4. ztoy con oabs, con respecto al mistol...aunque tambien contigo con respecto a su look-cura!ja ja ja(crazy m-f-r!)
    una cancion con eco "love is stronger than death" de THE THE.
    salud.

    ResponderEliminar
  5. Las cicatrices no desaparecen y creo que es bueno que no lo hagan, somos lo que hemos vivido, y cómo lo recordamos nos fortalece... así que si, es duro, pero es así.

    besos cariñosos

    ResponderEliminar
  6. si es verdad es duro. cuando ya ha pasado el proceso de admitirlo, más tarde de sanarlo y luego reincorporarlo se puede decir que ya has llegado al nivel de fortalecimiento.mil gracias muakis voladores

    ResponderEliminar