4 feb. 2013

Cinco días con Mario o como pasar cinco días en la Paz


fotos Niñapajaro
Una noche y cinco días, como a las 5 de la tarde , como cinco horas con Marío , cinco días en La Paz.Ingreso en  Habitación 910= 9+1+0= 10:2= a 5  y tiro porque me toca, la cama 1 . La operación  el día  13 a las 11:00 de la mañana y a la 1:00 despierto. Es real eso de que  la naturaleza de los números primos son la  frecuencia ( todo sucede entre los números primos) y su infinitud como Buzz lightyear hasta el infinito y más álla. La vida pasa mientras los misteriosos  números primos se filtran a cada paso.


(Yo pienso que la comprensión del Universo o del entorno más cercano en términos númericos centrandome en los primos, se puede considerar como uno de los más  importantes hitos del intelecto. A pesar de la escasa aplicación práctica de los números primos , sólo recientemente se les ha encontrado uso en la elaboración de códigos secretos para los ordenadores. Por tanto contar números forma una parte esencial del pensamiento)

Y eso es lo hacía para entretenerme en el hospital, dibujar módulos en una libreta de hojas cuadriculadas para tener la mente activa. Ya que un día me dijeron que pensaba demasiado, por tanto  que debería  tener mi mente ocupada. Así que como decía Descartes ( matemático y filosofo) " Pienso luego existo" a lo que yo añadiría cuento luego pienso como un modo de pensamiento y de relax. Mis cinco días con Paz, se repartían entre horas creando modulos y leyendo " El deseo de ser inutíl " biografía de Huggo Pratt el autor del Corto Maltes . Así como tener muy presente y cerca el dibujo ( con estrella incluida de la buena suerte ) que me hizo  Manuela para que no me olvidara de ella,  mientras estuviera en el hospital.


Así que todo empezó cuando llegue a las 7 de la tarde  y me  ingresaron en la planta 9. Más números primos.  Una vez en la habitación te dan un camisón rosa palo ( que yo llamaría que un día fui rosa pero me dieron un palo que me dejaron rosa palo) que al ponerte después de la ducha que te obligán a tomar con un jabón cuyas cualidades es dejarte el pelo cual estropajo nanas ( ideal para disfrazar la cabellera de Eduardo Manostijetas) terminas pareciendo la niña de la curva. Pero no pasa nada es tu primera noche y te han dicho que te quedas sin cenar. No pasa nada igualmente. La noche ya ha caído toca dormir y ver las lucecitas brillar en el horizonte.


Despierto por la mañana, pienso en cosas divertidas. Funciona hoy me han puesto un camisón más estiloso y divertido con lunares. Me vienen a recoger dos divertidas señoras que no dejan de reír y decirme que estoy en la mejores manos, yo sigo pensando en cosas positivas. Entró en camilla dentro del perímetro de área restringida y me dejan junto a otra cama con otra paciente que no para de moverse, comerse las uñas. Le doy animo, comentó que nos han puesto flamencas con tanto lunares. Mientras sigo pensando cosas positivas, recordando aquel día maravilloso de verano en Verona. Al que tendré que dedicar un post. 

Y comienza la cuenta atrás vienen dos enfermeras muy simpáticas para tomarme la vía, lo que siempre me pasa , después de unos muchos múltiples golpecitos  consiguen dar con mis venas ,ya pueden asestarme la primera pupita (una foto como prueba de dos rostros dibujando mi sangre)


cuando viene el anestesista un alegre médico muy simpático que me ofrece anestesia a la carta: anestesia que te atonta poco o viaje a la playa. Pues Viaje Viaje directo al sueño más profundo a la nada. Una vez dentro, uno dos tres , puedo sentir la rapidez de movimientos y acciones coordinadas de cada uno de los integrantes del equipo, allí están todos concentrados . Estoy muy tranquila me cogen un brazo el otro me quitan, electrodos en su sitio,  me chutan en la vía, no siento picor en la cara por la morfina, sobre mi cara aterriza la mascarilla de oxigeno y a viajar. Y zas despiertas, te vienen a ver, a la media hora subes a planta. mascarilla de oxigeno, 

Mis dos de mis tres hermanos me matan de risa haciendo tonterías con las  aplicaciones surrealistas de  sus móviles. No me sorprende ya me lo esperaba su humor crítico-cítrico tanto que me pusieron una palito (de esos parecidos a los  que tomo a puñados  en el starbucks  para hacer collages   cuando consumo de vez en cuando sus zumos porque el café ademas de caro es malo) y me llaman Ramón como en Mar adentro. Lo peor de todo es no poder reírse cuando se tienen ganas. Pasa el día y el tensiometro no es capaz de medir mi tensión baja subterránea o casi inexistente. Estaré muerta aunque pueda hablar. 
comienza otro día, aunque piense que va ser imposible con ayuda supero la primera etapa,levantarme. Aunque sea complicado Supero el turno de 3 a 10 allí donde moran las enfermeras que parecen sacadas de "Quien voló sobre el nido del cuco" tal  como la fría y severa enfermera Ratchel ( Lousie Fletcher). no pasa nada podemos superarlo, no cuesta nada ser amable , educada más aun si cabe.  
Los turnos estas divididos en tres: turno de mañana- turno de tarde-turno de noche. A primera hora te traen la muda, los calmantes, luego el desayuno. Superas la mañana pero temes a la tarde como un niño pequeño a la siesta o a la noche oscura. Pero sonrío, saludo, doy las gracias a pesar del muro de ladrillos que tengo a mi lado.  Entiendo que  su trabajo no sea ni fácil ni tranquilo, supongo también que debe ser duro estar de cara al público y que habrá mucha gente incivilizada, sin educación y mal aseada. Por eso nos piden al llegar al hospital una ducha si o sí porque cualquiera sabe. 

Así pasan los días observando el cielo por la ventana como si cada día fuera un paisaje nuevo. 

 Y acabas buscando la manera de transformar la habitación en algo parecido a tu casa durante 5 días. Hablas y le das animo  a la  compañera-paciente de habitación. Charlas con las enfermeras de la mañana.


Vivir cinco días con La Paz ha sido una experiencia ,aunque molesta un poquito el primer día, muy positiva, porque exceptuando el turno de 3 a 10:00 pm y aquel extraño hombre que la última noche entró  como un loco en la habitación preguntando por una tal María, que estaba en  la habitación de al lado porque había sufrido un aborto por la paliza que el mismo loco que entraba por las habitaciones buscándola le propino. Y obligando a dos polícias a vigilar la planta. 

Todo fue  genial, desde el gran equipo médico que desde un principio me plantearon el diagnostico claro preciso de la situación así como los modos para  resolverlo, eso lo da casi todo o lo más importante la confianza y la tranquilidad de saber que estas en las mejores manos, los mejores profesionales al servicio del mejor sistema sanitario del mundo. Que esperemos no desaparezca , porque es claro  que al estado se le ha olvidado que esta al servicio de los ciudadanos y no como ahora que los ciudadanos están al servicio del Poder absoluto del estado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario