23 dic. 2013

Conversaciones con Benjamín Lacombe


En una tarde  lluviosa y fría ,la gente se agolpa en una cola interminable para acceder a la Master-Class  del  artista francés Benjamín Lacombe ( París 1982). 
Un excelente ilustrador que despliega en sus trabajos un fantástico universo personal lleno de magia y prodigio. Para el  autor la ilustración es arte con mayúsculas, sin duda es uno de los grandes en la ilustración mundial. Es un tipo capaz de simultanear muchos proyectos a la vez, su cabeza y manos van a la misma velocidad que como endiabladamente  lanza palabras una y otra vez, sin descanso aun aforo limitado y atento a su discurso. Un tipo exquisito, detallista, y perfeccionista. Destila pasión y emoción. Recalca con vehemencia que para desarrollar sus historias principalmente se inspira en su vida real, retoma sentimientos propios para generar y provocar sentimientos en sus lectores.  No es de extrañar que se inspire y tome de modelo a   amigos, familiares   y  sus adorados perros: Virgilio y Lisbeth. Sus inseparables compañeros que aparecen en casi todos sus libros, se han convertido en una  huella de  identidad en los libros de Lacombe.

Como  influencia fundamental expresa que su madre es todo un referente decisivo, ya que era una psícologa feminista que sólo introducía en casa los libros más revolucionarios y feministas del momento. Y que al mismo tiempo en aquellos años de infancia en Francia hubo una invasión del anime japones que de algún modo tiene que haber influido, en el gusto por  dibujar a sus personajes con ojos muy grandes, pero que a la vez  siente una repulsa visceral  de amor -odio hacia Japón, algo que detesta que expreso con la palabra francesa Hair, hacia una parte de la historia de este país. Su mayor referente literario es Marcel Proust.  Además nos trasmitió que ya desde muy joven sintió  la necesidad de contar sus propias historias en el medio que más le gustaba, la ilustración. Destaca que una obra que le inspiro a decidir que los más importante a la hora de trabajar con los sentimientos fue la primera obra de cómic en recibir un pulitzer:  Maus de Art Spiegelman. No olvida nombrar a Edward Gorey ( el autor que inspiro el estilo de la obra de Tim Burton )y Maurice Sendak (autor del libro Where the wild things are  que  Spike Jonze llevo  a la gran pantalla).  Pero aparte de estas grandes referencias encontramos en la obra de Benjamín  notables influencias del mundo pictórico: desde la pintura Flamenca , al  tenebrismo Italiano de Caravaggio, pasando por el prerrafaelismo ingles y como no, su adorado pintor Leonardo da Vinci. Pero aún a más conexiones  con  otras referencias como Alfred Hitchcock o el fotógrafo  David   LaChapelle  ( este le motiva a adentrarse en la técnica del pop-up).







Nos describe su forma de trabajo, como una labor perfeccionista y laboriosa, en la puede estar muchas horas incluso varios días dependiendo de la complejidad de la obra.  Expresa que cada vez que emprende su labor necesita inspirarse en algo personal de su vida. Retoma sentimientos propios que vuelca en la historia que debe contar. El punto de partida es la técnica que va utilizar pues depende de ella, como se va a entender la obra. Porque el estilo gráfico es una herramienta que debe apoyar la historia. 
  
          


Sus obras  son preciosistas, coloristas, melancólicas y repletas de detalles donde belleza y sentimiento no dejan de manifestarse.Dice que "Mis libros suelen ser proyectos que  me han emocionado de pequeño y que han madurado durante años."



En la  master-class nos enseña que técnicas utiliza así como ha ido perfeccionándolas . Firma su primer cómic y algunos libros ilustrados con tan solo diecinueve años de edad y que se hizo famoso a nivel internacional con la publicación de Cerise Griotte- Cereza Guinda rroyecto de fin de curso en la Escuela Nacional de Artes Decorativas de París. Donde aborda la historia de una manera muy profesional. El Libro es publicado en dos ocasiones en Francia. La historia esta inspirada en una amiga de la infancia. El punto de partida es la técnica que en este caso sirve para intentar trasladar la psicología del personaje. El comienzo de la historia  tiene un inicio oscuro y sombrío, pues se trata de una niña regordeta que vive en su mundo tras la muerte de su madre y que gracias a la compañía de su perro va sintiéndose mejor. Lo consigue mediante la técnica  sencilla piedra negra, que se basa en dibujar el trazo con lápiz y luego colorear, donde se pueda producir un intervalo entra la oscuridad y la luminosidad




En Los Amantes Mariposa en este caso la técnica varia ,utilizando gouche al principio y óleo para conseguir veladuras, para atrapar la sutileza de la trama porque es una historia peculiar, que habla del recorrido de una joven que quiere huir de un destino predeterminado por los demás. Ella es un personaje con múltiples dificultades a las que enfrentarse. La historia esta cargada de complejidades, por eso es tan importante elegir el formato y la técnica adecuada, porque debe trasmitir muchas cosas.  Se inspira en el primer período de la pintura flamenca, porque es en aquella época cuando los pintores empiezan a pintar a personajes reales de la calle, donde se aprecia el gusto por centrarse en el rostro iluminando en un fondo oscuro. 


Y lo compagina con otras imágenes donde la protagonista se funde con el resto de la escena. 




Recalca continuamente que el estilo gráfico es una herramienta que debe apoyar la historia.

En el caso de La niña silencio utiliza la técnica del esfumato, de su apreciado Leonardo Da Vinci, donde no esta tan definido lo real frente a lo imaginario. Por tanto todo es más difuso y suave. Y refleja muy bien la atmósfera que quiere transmitir. Usa el color rojo porque simboliza la emoción y la pasión. Utiliza óleo de manera sutil y delicada. 




En el caso de su nuevo libro Swinging Christmas se inspira en la cantante Olivia y la bing bang de 25 músicos.




En cada una de sus ilustraciones pone pasión, emoción de la mano de una exquisita técnica donde se mezclan gouche y óleo.  Una vez que selecciona la historia y la técnica que va emplear, realiza el story -board de todas la escenas que van aparecer. Luego selecciona y se pone a trabajar en cada una de ellas. Empieza de manera sutil y delicada a pintar el cielo en tonos fríos azulados a crear ambientes más cálidos  en tonos rojos. Los tonos fríos siempre aparecen cuando el personaje de la historia siempre se enfrenta a sus problemas, es la reflexión previa de lo que quiere transmitir. Los tonos cálidos sin embargo reflejan el avance hacia la luminosidad y el comienzo de algo bueno. 


Su ultimo gran proyecto es el libro de Madame Butterfly,  libro que se inspira en el formato en la forma japonesa de un biombo, creando un libro en formato de acordeón de 10 metros de hojas, para apoyarse que esta contando una ópera y transmitir las emociones cuando se despliega la historia. Como se inspira en las porcelanas japonesas  utiliza la acuarela para reflejar el aspecto de este material fino y delicado.  Según él " La técnica da una materia y los colores cuentan una historia".


         

Benjamín demostró ser un gran artista, una persona con muchas tablas y  profesionalidad, pues estuvo pacientemente contestando las preguntas del foro y dibujando a la vez. Si la master class debía durar una hora , estuvo más de dos describiendo su personal y genuino trabajo. Una experiencia donde aprendimos de un grande de la ilustración mundial. 

Merci Benjamín Lacombe

No hay comentarios:

Publicar un comentario