11 feb. 2014

¡¡No pasa Nada!!


"...desecharás todo aquello que ofenda a tu propia alma, y tu carne misma será un gran poema ..." 

foto-movil  Niñapajaro

No siempre fui mayor ni fui consciente que algún día aprendería a serlo, porque de pequeña me enseñaron a ser mayor y ahora que soy mayor quiero aprender a ser pequeña. Quiero decir que ahora me importa más que nunca vivir, en una palabra no perder el tiempo en nada que no merezca la pena. 
La verdad hay tantas cosas que no merecen la pena, entre ellos me divierten mucho los modernos o los que van de modernos.  Menudas historietas se montan detrás de sus gafapastas redimensión passolini, la chachitendencia de parecer miope impera a sus anchas. Pero da igual que las lleven como que no, porque no ven nada más allá de las ideas preconcebidas de las que se nutren. Porque amigos una cosa es ser y otra bien distinta parecer, aunque también puedes ser y algunos se queden tan sólo con la copla de lo que les parece a ellos que eres. Pero ¡¡no pasa nada!!. 
Lo importante es que sepas quién eres y la motivación que le pongas a las cosas que haces para conseguir lo que te propongas, la felicidad no es un sentimiento es una actitud.  Si, hay una inmensa minoría que interpone en el camino múltiples obstáculos, ¡¡No pasa nada!! ellos sin saberlo hacen que tu vida sea menos aburrida. Luego me encanta otra de sus grandes cualidades el   no saber estar superlativo, su exquisita mala educación y la falta de inteligencia emocional.  Estos tres ingredientes combinados entre sí, son toxicidad pura y de la dura. Puede ser que desconozcan el sentido práctico de la vida. Y ójo que se te ocurra contradecirles,  no conocen la palabra tolerancia. La soberbia es otra de sus poderosas armas, que puedes desarmar de forma pasmosa y simplona,  porque ¡¡ No pasa nada!! tengo mejores cosas que escuchar, como por ejmplo música. Por tanto a la toxicidad la mandamos a freír puñetas.  

Así que es más facil vivir con la mente abierta y sin ideas preconcebidas, como que eres más flexible, llegas a comprender mejor, primero a uno mismo y luego a los demás, incluso la palabra Respeto se hace más grande y efectiva. Pero lo más importante y lo que nos debería preocupar es como usamos el lenguaje  o la falta de importancia que le damos. Las palabras tienen un peso, aunque creamos que se las lleva el viento. Lo que no se dice no existe pero lo que de dice en cambio si. Hay que dar el valor que se merece al lenguaje y no malgastarlo. Hay un filosofo austriaco que lo explica muy bien "Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo".  

Pero no olvides esta gran contradicción, no tengáis miedo de vez en cuando en cometer una estupidez porque entonces nunca se haría algo inteligente. Dejaros llevar por la intuición...o dove mi porta il cuore Escucha ,el corazón es centro, porque es lo único que de nuestro  ser da sonido.  intenta ser feliz y nunca dejar de sonreír : )

No hay comentarios:

Publicar un comentario