7 nov. 2011

El Magosto

dedico este post a mis antepasados del Bierzo.


Los castaños pierden sus hojas y empiezan a dejar caer sus frutos.  Y es cuando deciden las castañas a  abrir los erizos, los cuales recogen los niños y mujeres. Son a estas las que llaman las " as do engazo" por recogerlas con el engazo ( rastrillo). Luego un poco más tarde es vareado el castaño. Ya en el suelo todos los erizos se guardan en una caseta para que se pudran  y que se puedan sacar las castañas con el engazo. Cuando por fin llega el frío poco a poco, no faltan las castañas asadas en el fuego, el vino nuevo que pica y los chorizos a la brasa. En los claros del bosque se otean los humos de las hogueras. El magosto  nos recuerda a la vieja fiesta del Imbolc dedicada al fuego sagrado. Solo se trata de asar y comer castañas entre buenos amigos y las posteriores batallas para manchar las caras de los presentes con la ceniza de las hogueras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario