1 jul. 2012

el jardín secreto

fotos  © Niñapajaro

Por fin, estoy de vuelta. 
Hace mucho tiempo que no te escribía para contarte una historia, citarte un autor o simplemente aparecer. Hoy aparezco de nuevo como cuando miras al cielo y ves volar de nuevo a las golondrinas. Te voy a desvelar un secreto, que muy poca gente conoce, que tal vez  oíste hablar  y jamás te acercaste a conocer.

Ayer en una tranquila tarde de sábado emprendí camino a él jardín secreto de Madrid, El capricho. El jardín que mandó construir La Duquesa de Osuna  a Jean Baptiste Mulot que venía de trabajar en los jardines de Versalles. La culta, dulce y exquisita Duquesa soñó un jardín increíble de un nivel y una calidad impresionante. Al pasear por El capricho podremos diferencias los tres tipos de jardines que se hallan en la finca. 

 El jardín francés con uniformes setos y arboles. 










El giardino Italiano o jardín secreto de una villa italiana  
con setos y árboles que crecen de un modo que  protege del sol en verano y en el invierno guarda el calor. Un lugar perfecto para ocultarse y  en la espesa vegetación  invitarse a pensar tranquilamente.








El jardín paisajista inglés 
el que toma la mayor extensión y presencia en todo el parque, aquí la vegetación crece libre e inmensamente. Recorrer sus diferentes escondidos caminos oscuros y silenciosos es todo un placer, porque mientras juegas como en un cuento a encontrar espacios más abiertos, descubres la belleza exuberante de la naturaleza. 

















El agua es otra protagonista más, donde encontraras en diferentes puntos del bello jardín.







El jardín solo puede albergar 1000 visitantes por día y acceder los fines de semana  con el fin de conservarlo y mantenerlo limpio, no se permite la entrada ni de alimentos, bebidas o bicicletas. 


Un capricho en forma de jardín romántico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario