30 jun. 2013

Hannad Arendt

                                              "Siempre hay algo que es más fuerte que nosotros"

Por suerte existen películas que nos hacen pensar y directoras honestas que tienen una lucha sin cuartel contra el olvido y a favor de la memoria. Porque nos advierte que el olvido no puede borrar el horror, por tanto no se resigna al silencio como destino de la búsqueda. Este film es el punto y final de la trilogía entorno a un terrible momento de la historia de la humanidad. En palabras de la directora Margarethe von Trotta

 -“Lo que hizo Hannah Arendt fue mirar atrás, hacia esa época oscura e intentar comprender. Fue una pensadora independiente, una filósofa muy abierta al mundo, curiosa con todo lo nuevo. Hay una frase de ella que siempre cito porque me parece muy destacable: ‘Hay que pensar sin apoyos, sin nada a lo que agarrarse’. Mucha de la incomprensión que sufrió tras su artículo vino por parte de gente que ni siquiera se lo había leído y que se enganchó a la corriente de opinión crítica contra ella. De nuevo estamos ante unas personas que no supieron pensar por sí mismas”

Hannah era una  mujer independiente y libre en la más puro significado  de la palabra, sin temor a ser la primera en  hablar de lo que no se quiere oír. Reflexiona sobre  la crueldad de ese tiempo de tinieblas que se cernió sobre Europa . Alguien que piensa con honestidad,  de quien reflexiona sin doblez y cuya sola pretensión era llegar a comprender la selvática y enmarañada realidad del complejo mundo occidental y su destino.Una pensadora de inteligencia en extremo, que le tocó sufrir la persecución y exilio a causa de su origen judío, pero nunca llego a repudiar  su lengua materna, ni tampoco de la gran cultura europea; precisamente por ello toda su vida se esforzaría por comprender las razones del cataclismo humano y cultural de la Europa de entre guerras. Su análisis de la maldad en los tiempos modernos tal y como lo propuso Hannah Arendt no es ignorable. El famoso libro  Un informe sobre la banalidad del mal, uno de los más importantes ensayos del siglo XX nos describe que " el mal no necesariamente encarna en psicópatas delirantes como Hitler. Puede también presentarse en envases “cotidianos”, por ejemplo bajo la forma de un señor normal . Estos hombres banales quizás son los peores.  El hombre masa, soso y anodino, que calla ante los dictadores haciéndose cómplice de sus crímenes". 
Tengo mi propia reflexión sobre lo que pasó en esos tiempos tan oscuros y contradictorios . En primer lugar debemos ser cautos y cuidadosos. Y analizar aquella situación con la veracidad que se merece. Alemania tras la I guerra mundial se vio forzada aun hundimiento  económico y moral. Y mira tu por donde llego un enano iluminado en un momento crucial, donde había una sociedad dividida, destruida y en crisis total. Algo así como Grecia actualmente, allí donde se fundó la cultura occidental.Y no de golpe ni de porrazo se instauro en el poderEl Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei intento masacrar la libertad del individuo. En las elecciones parlamentarias de julio de 1932, a pesar de la amenaza de proscripción de las SA (Sturmabteilung, Secciones de Asalto, el ejército privado del partido) en 1932, los nazis alcanzaron un total de 13,57 millones de votos, y se convirtieron en el bloque más votado en el Parlamento. Sin embargo, esta victoria fue insuficiente para que Hitler accediese a la Cancillería.Luego de forjar una alianza con el Centro Católico y los Nacionalistas en el Parlamento, y en vista de que los nazis habían ganado 22 procesos electorales, Hitler fue nombrado por el presidente Hindenburg Canciller el 30 de enero de 1933. Inmediatamente se realizaron nuevas elecciones parlamentarias, y los nazis y sus aliados nacionalistas alcanzaron la mayoría de la que se sirvieron para aprobar la Ley Habilitante de 1933, destinada a poner el poder absoluto en las manos de Hitler. Después de la proscripción o cancelación de todos los demás partidos (5 de julio de 1933) y la prohibición de formar nuevos (14 de julio de 1933), los nacionalsocialistas se convierten en el único partido político restante. Esto era parte de la Gleichschaltung (literalmente 'sincronización', término usado en un sentido político para describir el proceso mediante el cual ESTABLECIÓ SUCESIVAMENTE UN SISTEMA DE CONTROL TOTALITARIO SOBRE EL INDIVIDUO. Entonces nos hacemos una pregunta  "¿tuvieron los ciudadanos de a pie la oportunidad  de expresarse, pensar, creer o dudar libremente ante un sistema tan abominable? Por suerte  supieron reponerse del horror de haber vivido una época terrorífica

No hay comentarios:

Publicar un comentario